13.1.06

Simpatía


Simpatía
Originally uploaded by Mr. Frog.
¿Pero otra vez de bares? Pues sí. Esperando a una amiga que me traerá a mi hijo.

Mientras tanto, al salir puntual del trabajo me ha dado tiempo de compartir silencios con una amiga en mala racha y luego hacer algo que no me apetecía nada y por otra, con el resultado de que nos echaran de una clase de Filosofía en la que nos habíamos colado.

La noche viene movida.

4 comentarios:

Ireneu dijo...

Pues a disfrutar de la noche, que coño! jajajaja!

O.k.,o.k.! dijo...

Pues... mucho no la disfruté: llegó mi hijo con mi amiga, estábamos tranquilos esperando que empezase una actuación en el bar, y... bueno, ya lo posteé esta mañana.

De hecho el título "simpatía" venía de las reacciones "por simpatía" (cuando una explosión desencadena otras por simpatía, por ejemplo...)

Pistacho Veloz dijo...

¿Qué clase de personas se cuelan en una clase de filosofía? ¿te parece un bonito sitio para colarse? ¿no os pidieron el carnet al entrar?

O.k.,o.k.! dijo...

Pi, bonita era nuestra discusión a la puerta hasta que al final como mal menor accedí a colarme.

De hecho, colarse en clases de filosofía es todo un deporte urbano, pero en la facultad es más fácil. En un cursillo de 19 alumnos, todos con su silla en círculo, se nota mucho más.

Si me colé con ella es porque el profesor es el centro de una psicosis de mi amiga, y ella había entrado ya dos veces mientras me esperaba. Le dije que iba contra mis principios (habíamos entrado ya durante la pausa para que ella fuera a hablar con él y yo viera quién era el interfecto, y ya vi el tipo de clase reducida que era). Le dije que era una falta de respeto al profesor, a los alumnos que han pagado el curso, y a La Filosofía (yo soy licenciada y ella es doctoranda en la materia) pero ella gritaba que para falta de respeto la de él, que le manda mensajes en sus artículos en la prensa.

Es la misma persona que tuve que ir a buscar más tarde en un estado lamentable.

Lo bueno de la noche fue cuando en una calle se nos unió una colgadilla del Raval, de las que van de guay y buen rollo, cuando mi amiga le pidió fuego y acabamos en una terraza tomando algo con ella. La chavala nos interrogaba acerca de la filosofía, mi amiga emitía unos discursos muy bien enlazados pero fuera de la onda de la nena (le hablaba de Leibniz y las Mónadas cuando la nena le pedía que hablara de Platón y la caverna XDDD -vale, anécdota para filósofos) Yo me limitaba a callar, observar y apostillar alguna cosa de vez en cuando si la nena pensaba que, por ejemplo, un sistema monádico venía de Uno, Mono, así que era monódico y mi amiga se equivocaba por borracha. Yo diría No, guapa. Mónada, que no monada, es la unidad básica del saber, del conocimiento. Sigue, I. y yo seguía aparentemente en las musarañas.

La parte divertida fue cuando nos hartamos del buenrollismo borracho de la nena y de que se apuntara palabras como para buscarlas (no está mal) pero nos discutiera conceptos que no conocía diciendo que nos los inventamos. Allí ya entramos a saco: I. le dijo cuando le preguntó "¿Leibnitz qué?" Leibnitz Gómez, la nena me miró como única sobria y silenciosa de la mesa y le dije con la misma cara que cuando le corregía antes algo: Sí, Leibnitz Gómez, que no Leibnitz Kravitz. jaja, claaro, se quedó con que la broma era lo de Lenny y se apuntó con letra de arañas machacadas L-E-I-N-I-T-S G-O-M-E-Z

Bueno. A mí me hizo mucha gracia.