12.1.06

Aprendiendo a callar


...Y no fui yo ;-)
Cuesta, cuesta mucho morderse los labios para no decir lo que tienes en mente, pero ahora mismo es necesario. Llevo tres pruebas de fuego, y lo estoy logrando.
Incluso logro no contestar preguntas-trampa.
Aunque sé que hay alguna cosa que, tarde o temprano, acabaré soltando. Lo necesito, y lo necesita.
Por cierto, echo de menos a mi tifón...

3 comentarios:

monocamy dijo...

Aguanta, bombóooooooon. Echa toda la sabiduría zen en la sartén, o como se diga :P

Es que toy viendo de reojo el escote y me evicoco... digo, equivoco :O

Zuviëh dijo...

Escupe en la cara al culpable.

O.k.,o.k.! dijo...

Zu, tengo unas ganas de pillarte en el messenger para desahogarme...