30.9.10

Postales de la Barceloneta

Ayer me desperté ya con los gritos y caceroladas de los piquetes de la Barceloneta.
Casualmente, su punto de concentración era la plaza al lado de casa, con lo que las broncas, canciones, gritos e interpelaciones sonaban como si estuvieran en mi casa.
Y los petardos, también.
No sé de qué calibre serían los petardos que iban tirando en los locales que osaban abrir, pero en casa sonaban muy fuertes... y vivo en un quinto.
Cuando ya oigo que están gritándole a un secreta y corriendo hacia él, Rastakid me convence para que espere a que se calme la cosa antes de pisar la calle: él no fue al instituto, pero yo sí fui a trabajar.
Eso sí, hasta las 10 de la mañana no salí de casa.
Tanteé un poco el barrio, de camino al trabajo: la farmacia estaba tranquila, se había respetado que fuera la de guardia, pero la central de farmacia estaba de huelga y si necesitabas encargar un medicamento tenías que esperar al día siguiente. Entré en la pastelería/tienda de chuches y me dijo que llevaba abierto desde las 8, pero que cuando se acercaron los piquetes cerró y se fue a desayunar, y acababa de abrir de nuevo.

Al pasar por la calle Atlántida me encuentro esta pintada:

("Vaga" = "Huelga" en catalán. PD: Prohibido girar a la derecha.)
Saco la cámara porque la casualidad de que esta pintada entre reivindicativa, petarda y surrealista sea precisamente en la calle Atlántida, no tiene precio.

Al poco rato veo que el Condis donde a veces me compro fruta o un zumo para tomar a media mañana está cerrado a cal y canto... y tiene pinta de haber sido cerrado por los piquetes:

No les llaman vagos, sino que los piquetes han escrito sobre la persiana "Huelga" en catalán.
Pero la belleza de la simplicidad minimalista de esta persiana contrasta con el horror vacui de la siguiente:

Más pintadas de los piquetes, supongo, pues todas son con el mismo spray.
Llegando ya casi a mi trabajo, paso por la facultad de medicina de la UAB - UPF y veo que está abierta, pero con más carteles pro-huelga que gente:

Poco estudiante se veía por la zona

Entro en el PRBB y veo que no soy la única que llega tarde: entre problemas de transporte público y el jaleo en la calle, el horario fue bastante laxo. Al salir del ascensor veo que siguen colgados los carteles que repartieron hace unos dias:

Pensábamos que quizá vinieran piquetes del Hospital de al lado, más sindicalizado, pues fueron sus liberados los que habían empapelado pasillos y despachos de carteles pro-huelga y manifiestos varios. Pero no, estuvimos muy tranquilos. Trabajó muy poca gente en nuestra zona, los pasillos estaban silenciosos, con muchos de los despachos de mi ala cerrados. Pero no sé cuántos realmente hicieron huelga y cuántos la disimularon mediante días de libre disposición o permisos para trabajar desde casa. Y entre la gente que vino a currar, había un poco la sensación de "brazos caídos", de ir a un ritmo menor de lo habitual.

De hecho, en el tablón de anuncios oficial no hay ni convocatorias, ni cursos, ni normativa alguna: sólo se ve la convocatoria de huelga!



La cantina ofreció un menú más escueto, con menor opción a elegir, pero Rastakid y yo nos quedamos a comer allí. Me comentó que por el barrio había habido follón de nuevo y que unos vecinos se habían hartado y estaban tirando cubos de agua a los piquetes a la que empezaban a increpar a algún comerciante!

Aquí haremos una elipsis: al salir del trabajo, una tónica en el chiringuito de los ex-alcohólicos mientras mi alumna me explicaba su último viaje y llamada de control para ver por dónde andaba Rastakid. Por suerte, no estaba en el barrio de su amigo: su madre le llamó para decir que no fuera de momento a casa, que estaban los antidisturbios y que estaban disparando... supongo que balas de goma. Supongo.

Y me fui a comprar, de camino a casa. Como ya había empezado el fútbol, la cosa estaba más tranquila, pero aún así me dijo la cajera que tuvieron que cerrar a las 7 de la tarde por los piquetes, y volver a la tienda a las 7:30 porque les llamaron desde la central para que volvieran a abrir!

Allí se notó mucho la diferencia entre los productos frescos, que no habían sido repartidos, y los almacenados. Por la zona de galletas, bebidas, etc el supermercado presentaba su aspecto normal, pero girabas un pasillo y te encontrabas con esto:
¡Chorizos!
Si querías comprar carne, sólo quedaban choricillos. Muy apropiado, ¿no? Pero los vegetarianos podéis dejar de reir, porque de hecho quería comprar verduras y algo para hacerme una ensalada, y...
Las cajas, muy monas. Pero vacías.
Nada. Los productos frescos no se habían repartido, me recordaba a la huelga de transportistas... ¿recordáis?

El pan nuestro de cada Dia%, en Caprabo no hay hoy...
No hay barras de pan. Las cestas, impecables, muestran que no se han acabado, sino que no han llegado a tener. Sólo pan de molde.

Total, que volví a llamar a Rastakid, a ver si ya estaba por el barrio, y nos fuimos a casa. Que ya hemos vivido muchos disturbios por el Borne y Santa Catalina cuando vivíamos allí, y no queríamos comprobar si se extendían hasta la Barceloneta.

Y, como traca final, por la noche estaba comentando la huelga con mis amigos por twitter mientras me peleaba con el pc para lograr que funcionara con el wifi (pero esa es otra historia), y como iba alternando entre el netbook para navegar y buscar soluciones y el pc de sobremesa, para probar las recomendaciones, tardé una hora en ver este tweet de Barcelona Televisión (BTV), que estaba retransmitiendo noticias vía twitter hasta bien entrada la madrugada:
¿Podemos incluir tu foto de "Lady Vaga" en la galería de imágenes del 29S?
Les di permiso, y hoy ya estaba mi foto entre las que habían escogido para ilustrar un resumen de la jornada de ayer!

Las paredes de la ciudad, llenas de mensajes con toques de humor
¿Y dónde están las cargas policiales, las pedradas, los destrozos, la quema de mobiliario urbano,y demás disturbios que salieron en la prensa? Por suerte, en mi barrio no.

La Barceloneta es, de por sí, un barrio reivindicativo y cañero. Pero no es tan salvaje como nuestros vecinos...