7.9.10

Y luego dicen de los funcionarios!


El jueves, primer día de trabajo, tuve que salir algo antes para aprovechar la hora de comer para que el electricista me hiciera un presupuesto.
No vino.
Disculpa, qué cabeza, quedamos para el lunes. Sí, el cumpleaños de Rastakid. Estábamos esperando a que viniera para luego salir a comprar la mochila, etc.
No vino.
Qué fuerte, es la primera vez que me pasa dejar a una misma persona plantada dos veces. No me lo apunté porque era poca cosa, me paso mañana a las 10.
¿Adivinas? No vino.

Ni tampoco el paleta / manitas que vino a hacer presupuesto el miércoles y acordamos que empezaría hoy. A terminar los últimos coletazos de la reforma, pendientes desde hace unos 15 meses.

Y luego la gente habla de los funcionarios...