28.9.10

¡Salvada!

Estás griposa, mocosa, te duele la garganta y la cabeza, y estás planteándote cómo anular la clase de dentro de media hora sin quedar muy mal.
Y entonces ves que tenías un SMS. Que no lo habías visto. Que tu alumna está fuera de la ciudad y no llegará a tiempo.
Instant happiness!