6.8.09

Adictos a las bibliotecas

Hace unos años ya comenté que a Rastakid y a mí nos encanta pasarnos horas en las bibliotecas.

Okok posteando desde la bibliotecaNo sólo leyendo libros y revistas (incluido el Bibliozapping), sino viendo películas en los monitores de visionado o, mejor aún, en el espacio infantil de la Bonnemaison (unas butacas de plástico comodísimas en un rinconcito con TV+vídeo y DVD, donde acomodarte y ver películas en compañía con unos auriculares inalámbricos), navegando por internet y exprimiendo al máximo las 2 horas semanales por usuario (hubo una época en que usaba los números de carnet de varias amigas para reservar más horas :P) o acudiendo a charlas y actos organizados en ellas.

También la utilizamos habitualmente como repositorio de cultura o P2P alternativo, es decir, como videoclub gratis, cogemos algún CD que queramos escuchar en casa y hasta sacamos bastantes libros, a menudo teniendo que renovar la fecha un par de veces antes de devolverlos, pero en fin... que la pobreza no está reñida con la cultura está demostrado, ¿no?
Rastakid frikeando desde la biblioteca
Aún así, a pesar de nuestros traslados por otros barrios de Barcelona, nuestra biblioteca de referencia ha sido durante años la Francesca Bonnemaison. La conocimos inicialmente por su céntrica ubicación, y poco a poco fuimos enamorándonos del ambiente amable, cómodo y familiar que se respira. Además, por su historia en la cultura feminista y su fondo sobre la mujer y estudios de género, es una biblioteca especial. Durante años nos ha parecido nuestra segunda casa, donde quedaba con Rastakid después del colegio y me lo cuidaban si llegaba tarde, o donde pasar las horas muertas en mi época de desempleo. Aún hoy en día, si no localizo a mi hijo y sé que anda por el barrio, me paso por la biblio y la bibliotecaria de su sección habitual me avisa si le ha visto y a qué hora se ha marchado ;-) Así, por muy correctas que fueran las bibliotecas de los barrios por donde nos fuimos moviendo, ninguna nos gustaba tanto como La Nuestra.

Sala de estudio y WIFI de la biblioteca La FraternidadUna de las cosas que nos encantó de nuestro piso en la Barceloneta es que estaba a 3 minutos de La fraternitat, la biblioteca del barrio. Literalmente. Hicimos una incursión a ver si nos podíamos acostumbrar a ella, pues se veía muy pequeñita, y resultó ser muy espaciosa, diáfana, rodeada de ventanas por tres lados. Hemos ido acostumbrándonos a sus peculiaridades -horarios diferentes a los que estábamos habituados, reglas relativas al uso de los lavabos, conocer los espacios y escoger nuestros favoritos... y nos vamos dejando caer bastante también por aquí.

No pudimos abandonar del todo nuestra favorita, la Bonnemaison, pero conociendo los horarios de ambas los vamos combinando. Y, a menudo, cogemos los portátiles y nos acercamos a la Fraternitat a usar el wifi gratis sin límite de tiempo, aportación de la red de bibliotecas de Barcelona que, junto a la red Barcelona Wifi, ya casi logra suplir nuestra falta de conexión en casa :D



Nota: el miércoles es el día que abre la Bonnemaison ininterrumpidamente de 10 a 21 h y el jueves es el día de la Fraternitat, también de 10 a 21 h!