10.4.09

Vacaciones de primavera

...que es la manera laica de llamar a la semana Santa. No tan extendida como las Vacaciones de Invierno o de Solsticio de Invierno, pero ahí lo dejo caer :P

Ya estoy de vacaciones. Con las semanas de nervios y decisiones que llevo, apetecía estar de nuevo en casa de mis padres, dejándome mimar, comer algún curry de los de mi madre si hay suerte, y descansar. También tenía ganas de ver a mi sobrino, con sus historias laaaaargas sobre cómo ha dibujado tal cosa en clase pero tal niña le tiró del pelo y entonces se despistó y ya no recordaba qué estaba dibujando, así que ESTO es lo que he hecho para tí ^_^ Pero la sobredosis familiar que eso supone, el pasar de un piso de dos personas + un gato a ser (contándonos a nosotros) ocho personas + un perro, una tortuga, tres gatos caseros y una colonia en el jardín y otros animales varios, por unos pocos días sirve para romper la rutina... mientras no llegue a la semana!

De hecho, creo que es uno de los mejores motivos para tener un gato, además de la compañía que proporciona: "No puedo dejarle solito más de cuatro días, si acaso voy a ver que esté bien, paso una noche en casa y vuelvo" -mis escapadas en verano son magistrales :P

Pero a lo que iba: como cada año, toca pintar los huevos de pascua. Siempre decimos que algún año hemos de completar la tradición del pueblo de mi madre, rodando los huevos (ejem) por una colina o cuestecilla, para que la cáscara se cuartee y luego ya pelarlos y comerlos. Pero parece que este año tampoco lo haremos. Nos conformaremos con las dos tradiciones inamovibles en nuestra familia: juntarnos todos alrededor de una mesa a decorar los huevos de pascua a la vez, y el domingo descubrir que el conejito de pascua ha pasado por el jardín de mis padres, dejando una estela de huevitos de chocolate entre las plantas :)

Creo que será mañana cuando nos juntemos todos a decorar los huevos duros, con rotuladores, ceras, acuarelas, atrezzo pegado con pegamento de barra para que no traspase la cáscara... Y como normalmente mi cuñado y mi padre se escaquean, los niños hacen uno más cada uno, para los ausentes. Luego los comemos el domingo, antes de que salir a buscar los huevitos de chocolate que aparecen mágicamente por el jardín ;-)



BONUS TIP: Si no queréis liaros tanto como nosotros, hay muchas versiones online que vamos probando con Hugo y mi sobrino... hoy nos ha dado por pintar huevos en MiniDibujos y jugar con el decorador de huevos de Ice Age. No son páginas muy curradas, con decenas de opciones, pero para pasar el rato y tranquilizar a unos sobrinos con subidón de azúcar o a los hijos de tus vecinos, que te toca echarles un ojo mientras los padres van de procesión, pues tiene su gracia.

Probablemente acabe subiendo a Flickr los huevos que pintemos mañana, pero de momento entretengo en silencio al peque y nos picamos Hugo y yo nos contentamos con las recreaciones online: