27.9.05

Harrrrrrta


Pues sí.

Se veía venir, claro, cuando ayer me dio el telele y me fui a quejar al Director General de varios temas administrativos que me habían dejado estancados a la espera de una decisión por parte de la coordinadora técnica y que ahora de pronto eran todos megaurgentes.

Se veía venir cuando dije que se perdía un tiempo excesivo en la toma de decisiones no excesivamente críticas y que en teoría podría asumir yo a estas alturas, como se había hablado hace unos meses, en caso de que lo consideraran correcto.

Se veía venir al quejarme de la falta de comunicación de cambios de planes a tiempo para reaccionar correctamente.


De las indecisiones que suponen aumentos de costes.


De las peticiones de presupuestos-de-los-presupuestos-de-los-presupuestos y de que cada vez que diga que algo es urgente, me contesten con que haga una comparativa de tres presupuestos -ja!- de proveedores distintos, en distintos supuestos, y finalmente descarten la idea de todos modos.

Se veía venir cuando no me mordí la lengua hasta sangrar y puse el ejemplo de la chorrada de ayer, y la pérdida de tiempo que me supuso.

Y eso que me callé la mitad de las cosas que le quería decir realmente.

Pues hoy, la Directora Técnica (a.k.a. la 'anda, guapa, búscame un vuelo dos horas antes, que ya he acabado' o 'estoy en el taller, que he dejado el coche a arreglar, llámame un taxi y me avisas cuando lo tengas confirmado') me masacró a e-mails pidiendo información urgente de temas que desconozco y no llevo yo.

Y, curiosamente, la Coordinadora Técnica también ha encontrado un hueco para machacarme moralmente, preguntándome delante de los directores cuándo vence el plazo para cierta cosa que tenía que dar el visto bueno ella (ayer se lo había dicho yo al DireGene) y al responder yo que "La semana pasada", me preguntó de malas maneras que por qué no le había avisado, que era mi responsabilidad perseguirla hasta que me hiciera caso... y que no le había avisado.

Bueno... mi versión es la primera que había oído el DireGene, y espero que me crea. Me han recortado en la práctica algunas capacidades de decisión, y mucho del soporte que se suponía que tenía. Y el trabajo aumenta por momentos... y me piden que utilice las herramientas de las que dispongo (es decir, mi ayudante que no sabe utilizar el ordenador y que hace las cosas siempre a su manera, no como se lo pedimos nosotros). Que, por cierto, hoy me he fijado en lo que cobra y en el cargo asignado en su contrato...

Por otro lado... a alguna de las técnicas se le ha ocurrido que yo podría ser la representante del trabajador frente a Dirección, para hacerles llegar las quejas. Ya les comenté que de vez en cuando, y sutilmente, las hago llegar (ayer, también XDDD) pero no creo que mi posición sea la más adecuada, ya que
  • Soy una de las tres personas que no entienden de registros farmacéuticos, ni de cómo está ese mercado (junto a la informática-exayudante y el señor de los recados)
  • En calidad de secretaria de dirección, manejo una información confidencial que a menudo entraría en colisión con el rol de representante de los trabajadores.

En fin... que síííí, que aún estoy contenta de haber escogido este trabajo y rechazado los otros dos, pero... "Hasta las narices, y más allá"

5 comentarios:

laceci dijo...

Vaya vaya...corren malos tiempos para el trabajo...

Yo estoy en posición de que decidan sobre mi curro y cuando lo sepan que me informen.

Proactividad nula, para lo que me pagan por ella...

Zuviëh dijo...

Echa a ese tipo y píllame a mí, ya verás. Seguro que te arrepientes xD.

O.k.,o.k.! dijo...

El problema es que ese tipo, que por lo demás es muy buena persona, pero le ha caído el marronazo de tener que ajustarse a un trabajo que no sabe hacer, es amigo personal del Director General, y en principio iba a hacer tareas de "conserjería" para las dos empresas.

Al marcharse el DireGene de la otra empresa, se trajo a su recién fichado amigo para tareas de conserje y de apoyo (paquetería, llamadas a proveedores, coordinación y seguimiento del traslado de la empresa).

Fue entonces cuando se les ocurrió que podría hacerme el apoyo administrativo que me hacía hasta entonces la otra

Hombre... lo de contratarte a tí, ya te dije que intenté meter a un compañero del curso de Comercio EXterior, pero al final no coló (casi, casi...)

Pistacho Currante dijo...

Tómese un kitkat, OKOK...
Tampoco veo yo que valga la pena sudar tanto...

O.k.,o.k.! dijo...

Hhhhmmmmmmm... KitKat...
[Modo Homer: off]

Del dicho al hecho hay un trecho, amigo Pistacho...