21.4.10

No te vayas por esa calle

¡Que no te vayas por esa calleee!


¡Ayyy! ¡No te vayas por ahííí!


Parece que no me lo volverá a recordar.

No quiero adelantar nada, pero las últimas noticias acerca de ella no son nada buenas. Está consumiéndose ya, como hace poco, muy poco más de un año se consumía mi tía.

Con la diferencia de que mi abuela ya ha cumplido, y llegó a celebrar, los cien años. Aunque nunca se lo ha creído, y piensa que le tomamos el pelo al decirle su edad. Igual que piensa que le tomaba el pelo al escoger el camino más rápido, en vez del "más seguro", cada vez que la iba a visitar en los '80-90, los miércoles al mediodía, a comer paella en su casa.

Pensaba. Porque ya ni habla.

No te vayas por esa calle