15.3.07

Bullying

Están poniéndome a prueba de nuevo. Hago todo lo que puedo por mantener la calma y la mente fría. De hecho, por eso no escribí el post anoche.

A Hugo le amenazó toda la tarde y le siguió, para luego cogerle del cuello, insultarle y pegarle un puñetazo en el estómago, uno de los niños de su clase.

Un niño que ya me saltó la alarma un poco con algunos comentarios de Hugo, de que se había peleado con varios críos ya.

Un niño que está pasando ahora de ser el payasete torpe a ser el cabecilla de grupo a base de hostias e intimidación.

Un niño que conozco y que más de una vez he hecho de confesora, he charlado con él o me ha acompañado si me veía de compras por la calle.

Un niño que ha venido a los últimos cuatro o cinco cumpleaños de Hugo.

Un niño al que anoche visionaba mentalmente estampado contra la pared o estrujado entre mis manos, en volandas, y tirado a la puerta de la tienda del padre de Hugo para que acabara él con la faena.

Tragándome lo que sentía y pensaba visceralmente, escuché a Hugo y le dejé desahogarse llorando, y luego le dije que me contara todo, bien explicado, y me contara también los incidentes en los que había estado involucrado el niño éste durante los últimos meses.

Pequeños comentarios de otros días han pasado con las explicaciones a ser un auténtico problema, y más el hecho de que se haya dedicado las horas de repaso, en aulas de otro centro escolar al que van Hugo, éste y otros niños, a planificar quién ha de pegarse con quién a la salida, cuando muchas veces los niños elegidos le decían que no querían pegarse. En una ocasión, a otro niño le forzó a besarle los zapatos ya que no quería luchar.

Otros niños, amigos de Hugo, no intervinieron para ayudarle, por miedo, y fingieron estar del lado del matoncete. Es lo que más le ha dolido a Hugo, pero le he hecho ver que estaban asustados y reaccionaron así para estar del lado ganador, igual que Hugo mismo vio lo del que tenía que besarle los zapatos y tampoco intervino.

Es difícil no ir en plan mamma italiana y coger al chaval por el cuello, cuanod ves a tu hijo llorar y contarte las vejaciones a las que un chavalín está sometiendo a otros, casi todos niños que conozco desde hace tiempo.

Hemos acordado:
  • Que Hugo no ha de cogerle miedo al niño éste, porque de hehoc ha sido uno de los últimos de la escala de agresiones, que el niñato va probándoles uno a uno.
  • Que Hugo hable con sus amigos a solas, uno a uno, con dos de sus mejores amigos de entre los de este grupito de estudio, y preguntar por qué no le ayudaron (la respuesta es obvia, pero hablarlo para ver la situación bien)
  • Que hable también con otros buenos amigos suyos en la clase, para ver entre todos cómo solucionar el problema.
  • Que yo hablaré con la directora del cole hoy, primero habíamos pensado en acompañarle al cole y hablar a primera hora, pero eso sería darle demasiada importancia al hecho de anoche. Le llamaré (he llamado pero estaba reunida) para concertar una cita o hablarlo por teléfono. Que sepa éste y los otros incidentes, hable con los niños involucrados, con los tutores de repaso, esplai, etc que conozcan el caso y el niño, para haer un trabajo conjunto.
  • Que cuando vea yo a este niño, que hace unas semanas estuvo bromeando conmigo mientras acompañaba al equipo a jugar el enésimo partido de basket, hable con él no intimidatoriamente, sino razonando (si le viera hoy, no sé si sabría hablarle tranquilamente).
  • He hecho recordar a Hugo quién es este niño, el torpecillo y más bien de pocas luces, que era muy graciosete pero con los años ha perdido la gracia. Ahora ha encontrado otro rol, y se lo tenemos que quitar lo antes posible para que no se enquiste. Pero el 85% de su tiempo sigue siendo ese niñato patoso y simpático...
¡Cómo cuesta ser fiel a tus principios! Como no he logrado hablar con la directora, le he mandado un mail. No es la mejor solución, pero no lo quiero dejar correr.

¡Y pensar que en mi unidad precisamente se está haciendo un estudio sobre las marcas psicosociológicas que deja el billying!

4 comentarios:

laceci dijo...

Es triste, pero casi es preferible que tu hijo esté de parte de los que pegan y no de los que reciben...

Conozco casos de acoso y derribo terribles....

malaputa dijo...

Tela.
Espero que todo lo planeado tenga fruto.

O.k.,o.k.! dijo...

Ceci, precisamente eso es lo que no llegue a pensar nunca mi hijo.

Yo he sufrido matoncetes cuando era niña, y también me tuve que pegar, y no quiero que mi hijo pase por ahí... pero menos que sea él quien crea que a hostias eres el rey.

Precisamente por eso lo intento reconducir por las vías correctas, a través de sus educadores, en vez de esperar al crío a la salida o tirar del hilo para llamar a su madre...

Ya pasó hace unos años en un esplai (centro de actividades extraescolares) donde un chaval le robó la Gameboy a Hugo, y hablé con los monitores y lograron recuperarla al cabo de una semana!. Me agradecieron que me mantuviera tranquila y no entrara a trapo, porque eso sí que no educa a nadie. Sería volver al rollo "Y tú más", "por mis huevos" que tanto detesto de ciertas tendencias políticas y personajillos patéticos.

En definitiva, NO.

Malaputa, he hablado con Hugo y ya ha acordado con uno de los niños que no les volvería a dividir este chaval. También va a hablar uno por uno con las otras "víctimas", auqnue en este caso el que realmente tiene problemas es el acosador (no va por una persona, va escogiendo). Intento recordármelo cuando se me calienta la sangre... ;-)

EL mail y la llamada a la directora del cole fueron muy bien. Me agradeció que le llamara y se lo contara todo, que no fuera a hacer una escena en el colegio, y que incluso le indicara nombres de otros niños que lo han sufrido para que pueda investigar.

EL mail se lo mandé desde el trabajo y hoy me he encontrado una respuesta (cuando hablamos por teléfono todavía no lo había leído). Me vuelve a agradecer la colaboración (en el mail sí he cuidado mucho las formas y he orientado el tema a "te escribo no por Hugo, sino por R. y si teníais constancia del problema que tiene" y he detallado unos cuantos hechos que me contó Hugo)

También dice que ha reenviado mi mail a la tutora del grupo y al jefe de estudios, para tratar el tema conjuntamente, y que habló con el niño ayer y tiene pendiente una conversación con la familia.

Ahora mis nervios hasta er a Hugo de nuevo son por si hay represalias, pero no se los he transmitido a Hugo, ante él digo que está haciendo un buen trabajo uniendo a "los buenos" para que se aclaren los hechos, y que quien ha obrado mal es el otro. Lo importante es que no le entre la sombre del chivatazo, sino que vea que el equivocado es el otro y que los que han estado sufriendo han de hablarlo alto y claro.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaarrrrrrgh!

satélite fugado dijo...

Joder, suerte! Si tengo saldo te llamo luego.