2.9.06

Horas bajas

En teoría, volvía a Barcelona el miércoles. Magda me había comentado un concierto al que podíamos ir esa misma noche, a alimentar mi fiebre urbanita como siempre que vuelvo de una temporada (unos días) en casa de mis padres.

Pero el lunes me desperté ya con dolor de cabeza, me tomé ibuprofeno y me fui al zoo todo el día con Hugo, una amiga mía y su sobrino, como estaba planeado. Volví algo tocada, pero lo habíamos pasado bien todo el día y valió la pena.

El martes, atracón de deberes planeado pero me desperté más tocada de la cabeza, sin llegar a ser migraña. Gracias a la industria farmacéutica, pude ir tirando.

Miércoles. Migraña full-blast. jodida, muy jodida.

Volví el jueves a Barcelona, algo tocada todavía... hasta la tarde, cuando ya me animé comiendo con Magda, me fui a ver documentales y luego cine al CCCB, y acabamos de fiesta e ingeriendo w&rb -ya, no hay mesura. Ya.

Viernes. En la mamografía que me había ofrecido hacer Eva, pues tengo desde hace tiempo un problema con el pecho derecho pero el médico de cabecera le resta importancia, apareció algo. No, no hay ni tumores ni bultos raros. hay algo que, precisamente, había pensado yo que podría ser lo que me estaba pasando, pero no sabía si era una realidad médica o una quimera mía.
Se me está atrofiando el pecho derecho.

EEEeeeeeeeeeextraño, no entienden cómo ocurre. Lo más extraño, parece ser, es que en casos de atrofia suele ser de todo un hemisferio del cuerpo, no sólo de un órgano o lo que sea. Y no, no tengo ningún síntoma extraño más en el lado derecho (algo un poco curioso sí me pasa este verano con el pie izquierdo, pero mejor no entremos más en detalles...)

he de pedir visita lo antes posible a un ginecólogo y a un neurólogo, a ver por dónde sacan el motivo, y que se pare el proceso.

Por cierto, encima voy y me dejo consolar/animar por aquél al que cien mil veces habré jurado que no le daría una nueva oportunidad. No éste, sino éste. Pero esta historia requiere otro post, y aún no estoy preparada para escribirlo. No sé qué hacer...












Zombie Letters from e-zombie.com
CATEGORIA: LAVIEENNOIRE

2 comentarios:

Patus dijo...

Mientras no te cueste caro el consuelo, todo bien...te lo digo por experiencia. Me parece que cuando uno tiene un problema no debe buscar apoyo en quien nos puede herir, es un riesgo. Cuidate.

O.k.,o.k.! dijo...

Precisamente eso es lo que iba pensando, mientras pillaba el tren para vele y "cenar"...

La cosa viene de largo. Ya hablaré algún día, algo he ido diciendo por aquí antes sobre este sujeto...