17.12.04

Semana intensa en breves flashes

FLASH #1:
Domingo. Casa de M. Las dos, sentadas en la cama en que dormiría yo, agotadas tras un concierto y tras tooodas las cosas que habíamos tenido que coordinar para llegar a vernos (ella, encontrar compañía para su hijo, fallando su plan A de enviarlo a casa de un amigo, yo ir de Bcn a LL. a comer con 17 miembros de la familia, dejar a mi hijo con los abuelos, salir tras terminar el rollo familiar a las 6 de la tarde y combinar buses, trenes y moto para llegar a casa de M. antes de las 10).

Hablándome del centro para adolescentes problemáticos donde está recluído internado su hijo, por común acuerdo de ella y su ex, pero bajo control del ex (ella quiso enviarlo a otro, italiano, pero entonces el ex se niega a subvencionar el tratamiento). Poniéndome al día de los motivos y la escalada en el desarreglo conductual. Convenciéndome finalmente de que había que hacer algo drástico, aunque yo le recordé muchos de los puntos sobre íes que le había puesto hacía un tiempo, y que se había tapado al cambiarse de peinado.

Maquinando entre las dos la mejor estrategia para descubrir qué esconde el centro en cuestión, pues algunas de sus actuaciones y reglas nos parecen sospechosas, extrañas. No coinciden con las prácticas en el centro que había visitado ella inicialmente, y no nos gustan. El ex no quiere ni oír hablar de ello, "es caro, luego es bueno, y tú no sabes nada de psiquiatría" es el lema ante cualquier comentario ansioso. Le hice ver que no era ni factible ni bueno para su hijo intentar sacarlo para evaluaciones paralelas semanales dentro de un mes, porque sería contraproducente para la terapia. Acordamos investigar por nuestra cuenta utilizando contactos del mundillo -ya he empezado a mover mis hilos- y a exigir que le den copias de todos los informes, que eso sí lo puede llevar a valorar. De momento, le habían dicho que habían empezado a medicar al chaval, pero no le quisieron decir la medicación que le estaban aplicando (???!!!)

FLASH #2:
Lunes. Comiendo con O., íntimo amigo desde hace 13 años, y quien estuvo conmigo en el paritorio jugando al parchís magnético mientras yo esperaba que la monitorización avisara del momento en que empezaría el Auténtico Show. Últimamente habíamos estado más distantes, son rachas. Los dos somos raros y nos comprendemos y perdonamos los periodos misántropos.

Le han operado de una hernia. Por eso logramos vernos. Aún así, me anuló dos veces la visita (es más complicado verle a él que al Papa de Roma). Verle reír apretándose los puntos con la mano, y llorando de risa y de dolor a la vez merecía foto pero no me atreví. Ver sus piruetas cada vez que se agachaba alargando una pierna ladeada, y luego saltando al suelo requería ya cámara de vídeo!!!

Hacía tres años que no había pasado por su casa, pero logré captar los últimos cambios y adivinar la precisión con la que estaba colgada cierta toalla (40 minutos se tarda en ponerla exactamente así, cada vez que algún gilipollas insensato se seca las manos en ella) o con que había colocado aquél otro objeto...

Pasó el tiempo que podía destinarle, me tenía que ir corriendo al mercado de ropa y juguetes de 2ª mano que ayudaba a organizar en el colegio... y nos dimos cuenta de lo mucho que nos faltaba por decirnos.

FLASH #3:
Mensaje en mi buzón de voz. Es A. Le había perdido de vista durante más de un año, tras un nuevo desplante que me acabó de hartar el año pasado. Hace unas semanas nos volvimos a encontrar, y supe que se estaba mudando del mini-estudio a una habitación en piso compartido, y que estaba sin móvil.

A. me dice que está en Canarias desde hace 10 días y necesita que le haga un favor muy grande. Su madre estaba en coma, ella tuvo que dejar todo tal como estaba en cuanto recibió la llamada urgente de que fuera allá, que su madre estaba a punto de morir. A. es hija única, con lo cual tenía que estar allá cuanto antes. Habló con el administrador del apartamento que dejaba, pero no le concedió más tiempo para sacar sus cosas, y han de estar fuera esta semana o lo pierde todo.

[A l@s que me habéis ido leyendo no os extrañará la conclusión: estoy organizando yo la mudanza, el miércoles estuve horas embolsando y encajando ropa y materiales, desestimando tejidos que no vale la pena llevarse, asegurándome de que no quede nada escondido que pueda tener valor sentimental, económico o documental (nóminas, certificados, etc) y conectada telefónicamente con A. para que me vaya dando instrucciones en caso de duda -parece ser que el domingo haré una última sesión, ayudando a cargarlo en un coche de alguan amiga suya, y a llevarlo todo a su nuevo cuarto]

FLASH #4:
Martes. I. está comiendo conmigo. Hablando de cómo está superando sus problemas, pero demostrándome en la práctica que no lo ha hecho (sigue bebiendo demasiado, sigue obsesionada con cierto profesor, sigue creyendo que le han instalado micrófonos ocultos y que las encuestas a domicilio las encarga la secta que pretende atraparlas).

FLASH #5:
Miércoles. Hasta las rodillas de revistas, cds, ropa, telas, materiales diversos... y en pocos metros cuadrados para organizarme y apartar a un lado lo bueno y a otro lo prescindible. Me peleo con la cama para encontrar el lugar donde estorbará menos. Encuentro el sitio ideal, me cuesta pero logro ponerla contra la pica de la cocina.

Suena de nuevo el timbre. La anciana vecina me vuelve a repetir su frase "Señora, perdone pero la llama la señora" Dejo todo y salgo a su casa, a hablar por el fijo.

FLASH #6:
Jueves. Llego al Carmelo a ayudar a E. con su trabajo para sus estudios universitarios. Me enseña lo que está haciendo, se lo corrijo un poco, me empieza a hablar del trabajo que no ha empezado y que no le va a dar tiempo hacer porque no se le ocurre nada. Quiere que se lo haga yo. Yo intento que ella al menos proponga el tema concreto (ha de crear un taller basado en artes plásticas para algún colectivo concreto que pueda ser atendido por educadores sociales. Ha de temporalizar, proponer materiales, etc y describir todo el proceso del taller). Ya que no se le ocurre nada, ni a quién destinarlo, y cada vez que insisto en que especifique o empiece ella, se pone de los nervios porque por lo visto esperaba que lo hiciera directamente yo mientras ella iba estudiando, acabo por proponerle uno basado en los talleres de la escuela de adultos dodne estuve trabajando 4 años. Hago el trabajo entero, de vez en cuando la llamo para que se vaya leyendo lo que he escrito y me diga cómo han de ser los distintos capítulos (extensión, ficha técnica en tabla o no, etc) y acabo justo a tiempo para ir a recojer a mi hijo al Esplai.

FLASH #7:
No duermo bien estos días. Bostezo sin parar en clase.

A la hora del café, en el bar donde nos juntamos me pido dos cafés con leche y una coca-cola. Sigo bostezando. Estoy destemplada, me abrigo pero tengo frío en los huesos. Mis compañeros comentan cómo voy muy abrigada hoy, que hace menos frío, y normalmente voy menos abrigada que nadie. Pausa de 10 minutos. Capuchino del Vending y lata de coca-cola, a ver si llego a final de clase sin bostezar más. Mierda. Estoy tan adormilada que pulsé el capuchino Descafeinado!

FLASH #8:
A. no llama para confirmar cuéndo vienen con el coche a recogerlo todo. Le llamo, no coge el fijo que tengo como número de contacto.

FLASH #9:
A. llama de noche, tarde, me despierta.

No, no te preocupes, llama cuando necesites. Te quiero mucho.
Ay, hija. Gracias. Oye. Ojalá que, de verdad, ojalá que las cosas cambien. Te quiero mucho.
Ya sabes que soy tu hermana, que siempre estaré aquí cuando me necesites.

¿Y tú, cómo estás?

No muy bien. Cansada, agotada. Sin curro, sin un duro. Pero no importa, ahora no pienses en eso. Ya hablaremos cuando vuelvas.

FLASH #10:
Viernes, 7:30 a.m. Recibo un sms y me imagino que es de A. O de M., preguntando si tengo más novedades acerca del centro. Es O., que anula la comida que íbamos a hacer hoy. Tiene que entregar la baja en el trabajo, supone que le liarán y comerá con sus compañeros. Me dirá algo cuando esté libre. Genial. Ayer avisé a mi apaño que no podíamos quedar hoy para vernos mientras mi hijo está en el colegio, porque estaría con este amigo. Mi chico ya ha hecho planes. No nos veremos hasta el 22, que vuelvo a estar sin niño.


He is watching Posted by Hello

2 comentarios:

:: dijo...

Me gusta tu blog! :)

O.k.,o.k.! dijo...

Lunes siguiente: Lumbalgia al canto, no puedo levantar bien la pierna izquierda [sigh!]