23.5.09

Mal vamos

Ante la crisis, ¿de dónde recortaremos?

A finales del año pasado creo que comenté por aquí algo del mal trago que se está pasando en los institutos de investigación. Las ayudas a proyectos competitivos bajaron drásticamente en la resolución de convocatorias del año pasado, recortando especialmente el capítulo de gastos de personal y concediendo subvención únicamente a los proyectos de puntuación máxima en lugar de a los excelentes y muy buenos.

En la investigación española los contratos son muy inestables, dependiendo la mayoía de ellos de inclusión en algún proyecto financiado por el ministerio en base a la solidez de su propuesta y el currículo del grupo y del investigador.

Aún así, se suele intentar mantener una constancia pasando a los investigadores de un proyecto a otro, intentando cuadrar fechas para que nadie salte al acabar su contratillo, pero con estos recortes se hace muy difícil mantener una plantilla de investigadores con contratos eventuales.

En nuestro grupo, por ejemplo, somos unos 20 - 22 trabajadores, con únicamente 3 estabilizados, uno a medias y ya está.

Zapatero se henchía de orgullo ante la calidad de la Investigación española hace unos meses, y dice abogar por un cambio en la mentalidad de producción española para entrar con mayor fuerza en el campo de la I+D y no tratar de competir tanto como mano de obra barata sureuropea. Pero hace unos días, este artículo del País nos hablaba de dónde se están haciendo los recortes presupuestarios más drásticos.

En resumen...