23.4.07

Joder, cuánta obsesión

Sant Jordi. Sí.

No espero ningún detallito, ni llamadas, ni mensajes, porque últimamente estoy borde y me he alejado de mis amigamantelíos. Como mucho, de alguna amiga, como las postales electrónicas que me envió Magda.

Pero resulta que sí, ACABO DE RECIBIR UN MENSAJE DE FELIZ SANT JORDI. Precisamente de aquél al que jamás quise concederle una segunda oportunidad, por pesado*. Y bien que hice, aunque sigue dando la tabarra tras casi tres años de ni vernos, ni contestar a sus mensajes, ni cogerle el teléfono.

Y que sólo se acuerde de mí éste, precisamente... ¬¬'

*Pero pesado, pesado... en los comentarios del post enlazado transcribo una de las discusiones online que solíamos tener...

4 comentarios:

Zuviëh dijo...

No te quejes, que a mí ni eso. :(
(igualmente tampoco doy pie a ello xD)

pedro dijo...

yo vi tantas rosas caminando ayer que cuando llegué a casa tuve que hacerme una

P

SantiNoB dijo...

Que yo también me acuerdo de ti.
¿Quién eres?

O.k.,o.k.! dijo...

Zuviëh, yo no soy tan borde como tú :-P

Pedro, realmente la gente compra por comprar... y satura la calle de rosas de mil colores, texturas y materiales.

Santi NB, ¿tiene el pase? Cámbiese de calzado, que con deportivas blancas no entra aquí.