23.2.09

Día de mierda

Hay días que no vale la pena levantarse de la cama.

AVISO: POST DE DESAHOGO*

Esta mañana me fui a Sabadell, unos 40 minutos de tren desde Barcelona, a mi sucursal de Caja Madrid. Por teléfono me habian dicho hace unas semanas que no había problema en aflojar los pagos (reducir el importe mensual que estoy pagando) sobre una de mis tarjetas pendientes de saldar, quedando así sólo un pago gordo en vez de los dos que me están asfixiando. Posteriormente, el viernes pedí cita (con mi nombre) para hablar de un posible préstamo para solucionar el tema tarjetas y me dijeron que viniera el lunes, que lo hablarímos.

Como os podéis imaginar por el título, la cosa salió mal: perdí casi toda la mañana de trabajo para nada, hasta el punto de decidir contarlo como un día libre y trabajar unas horas, salir más temprano, y tener manga ancha para alguna otra gestión que tenga que hacer. Porque ni fue posible pedir un préstamo (el caballero que me atendió dijo que era imposible, debiendo pasta de las tarjetas) ni solucionar lo del aumento súbito sin consulta ni notificación de las cuotas a pagar por las tarjetas, también cerradas sin comentarme nada previamente.

Vamos, que al sacar la hipoteca de allí, pese a mantener la nómina, les entró un ataque de cuernos y me cerraron el grifo del todo, convirtiéndome casi en persona non grata. ¿Paranoia? NO: me dijo el señor éste que lo que no entiende es por qué no saldé todo en ese momento para pasar a trabajar con el otro banco. Vamos, que si la web de Caja Madrid me encanta y la imagen corporativa, etc también, el trato que me han dado es digno de una panda de EsperanzaAguerristas... muy a mi pesar.

Total, que salgo muy cabreada del banco y vuelvo a coger el tren (ferrocarriles catalanes, una empresa distinta pero integrada en la red metropolitana con Renfe y el metro) y, del cabreo que llevaba encima, saqué la tarjeta 70/30 y pagué como siempre en vez de sacar el billete de 2 zonas como hice a la ida. No me di cuenta ni durante el trayecto, ni al intentar salir y pitarme la máquina. Pero...

Pero. Con la cantidad de gente que se cuela en el metro, y yo que siempre he defendido el valor de pagar por el transporte público (incluso en mi época universitaria teníamos discusiones sobre el tema, ¿eh, Poliwhirl?) pese a que hayan pocos revisores en el metro, voy y pillo uno con bastantes malos humos.

Al mirarme él la tarjeta (aún no había caído en que marqué una zona menos de la necesaria), me dijo que con eso no podía pasar. ENTONCES CAÍ POR FIN! Me disculpé, ofrecí pagar la diferencia o el precio del billete, que había sido un error. Me dijo de entrada bastante borde que no era excusa, y que me tenía que multar. 20 € si lo pagaba ya, 40 si lo pagaba más adelante. Ahí ya exploté. Que comprobase que mi tarjeta era una de 70 viajes en un mes, no era precisamente el perfil de persona que se cuela sin pagar. Que viera que llevaba encima otra tarjeta del mismo tipo, para cuando se em acabara ésta. Que además llevaba una de diez viajes para 5 zonas, usada ayer al volver de ver a mi familia. Vamos, que creía demostrado que era un error.

Él en sus trece, yo en mis veintiseis. Que se ve oligado a multarme, y yo que es obviamente un error y no pienso pagar los 20 €, y de todas formas no lo llevaba encima. SI quería mis datos, le mostraba mi DNI, pero que no pensaba pagar esa multa porque creía demostrada mi inocencia. Incluso le dije que para la ida saqué un billete sencillo, 2,10 €, pero que lo había tirado al salir. Y simplemente, al volver cabreada y con prisas, saqué instintivamente la tarjeta de siempre. Como puede comprobar. Y volví a enseñarle las tarjetas de transporte que llevaba encima:
2 Tarjetas Familiares (70/30), porque una está a punto de acabarse, a 45,40 cada una = 90,80 €
1 T-10 de 5 zonas, que uso para ir a ver mi familia, estrenada ayer, a 31,00 €
Total: 121,80 € en títulos de transporte público en mi mano. ¿Colarme yo? ¡ANDA!
Pero como me faltaba el billete sencillo de ida de 1 zona, 2,10 €, que había comprado por la mañana y que justo se me ocurrió tirar en Sabadell porque ya llevo mucha mierda en muy llenos los bolsillos, no creía mi versión.

Seguí discutiendo tanto (yo que si las multas son correctivas, pero yo no tengo ningún hábito de colarme en el metro que tenga que corregir, él que yo podría recurrir la multa, pero serían 40 €, yo que la recurriría pero ya en Atención al Cliente con todas las tarjetas que llevo encima y pondría una queja...) que al final él pasó de tener "el deber de multarme" a tener "el derecho a multarme", y ya supe que había ganado :D

Acabé aceptando marcar un viaje en la tarjeta de 5 zonas, y ya está.

Pero llegué tan tarde a trabajar que directamente me pedí que se contara como un día libre, y me quedé haciendo las cuatro cosas urgentes antes de marcharme.



*este post no es divertido, interesante, ni vale la pena leerlo. Es un desahogo escrito a medias al mediodía, y terminado por la noche porque no me daba tiempo de acabarlo. ¡Tú mismo! :P

8 comentarios:

Zuviëh dijo...

O_o

Lady Madonna dijo...

Anda que vaya día... lo de las tarjetas de transporte es algo que también me preocupa, porque yo también suelo ir con varias (la de 4 zonas para ir de Mataró a Sant Cugat; la de 1 zona del trabajo para ir del cliente en el que estoy por las mañanas a la oficina; y la de 1 zona mía para moverme por Barcelona si tengo que hacer algún recado...), y a veces voy tan dormida o atontada que no me doy cuenta de cuál pico... hace poco me pasó al revés, que marqué la de 4 zonas para ir del cliente a la oficina (que son un par de paradas), y por suerte había un revisor majo que me hizo el cambio (me sacó una nueva de 4 zonas con un viaje de más, y me hizo picar la de 1 zona)... pero si me pasa al revés y no me doy cuenta hasta llegar a destino? :S

En Plaça Catalunya (FGC), salvo alguna vez a primera hora de la mañana, nunca había visto revisores... hasta ayer, que me encontré una barrera de 2 tíos en las escaleras mecánicas que no dejaban pasar a nadie sin que les enseñara el billete... suerte que había marcado la buena! :P

No sé si lo tuyo te pasó también en Plaça Catalunya, pero desde luego lo de ayer no era normal, porque si se ponen, se ponen arriba y no van pidiendo el billete, sino que están vigilando que la gente pique el billete al salir... ya es mala suerte equivocarte el día que se ponen en ese plan! Pero en fin, ánimos ;)

salu2

Okok dijo...

Sí, fue en la barrera de Plaça catalunya.

Yo he picado la T-10 de 5 zonas más de un lunes para ir a trabajar, y lo que es peor: tanto para mí como para Hugo, dos viajes de 5 zonas en vez de dos de una zona. Pero eso es culpa mía por no cambiar el orden de las tarjetas al llegar de casa de mis padres...

Por eso me sentía tan indignada!

Yabu dijo...

La verdad, el post será de desahogo, pero el detalle sobre el "derecho" y "deber" a multarte me ha gustado mucho: creo que podría dar pie a reflexiones interesantes sobre la interiorización de mecanismos de poder. En fin, voladas mías :)

Okok dijo...

Yabu, aunque sea un post de desahogo y puramente emocional, siempre encontrarás el toque Okok ;-)

Lilith dijo...

Okok te entiendo perfectamente, a mi paso algo parecido. Me robaron el bolso, por ciercunstancias que no vienen al caso, y un años después, me llega una multa de 15 mil de las auntiguas pesetas, por ir sin billete en Sabadell y no pagar la multa de 5000 ptas. Yo en la vida habia estado en Sabadell!!!!
No sirvió de nada presentar la denuncia, demostrar que no habia pisado Sabadell por ninguna razón, que toda mi vida estaba en Barcelona y si salia de ella era en coche... Nada me tocó pagar o ir a juicio. :(
Lo bueno es que meses después me llegó otra multa y monté en cólera. Lie un pollo tal en las oficinas de Sarrià, que me retiraron la multa y todo se solucionó bien. Es muy triste que pasen estas cosas y el blog tambien esta para desahogarse. ;)

Okok dijo...

Lilith menos mal que lo pudiste cortar la segunda vez... ¿has logrado alguna manera de que no vuelva a pasar? O hay una tía por ahí liando pollos y dando tu DNI luego?

La verdad es que hay que tener cojones para guardarte un DNI falso para presentar cuando te quieran multar, en vez de hacer chanchullos con tarjetas de crédito y demás XDD

lilithscorner dijo...

Okok la verdad es que no lo pude solucionar de ninguna manera, supongo que el DNI lo tiraron o cualquier cosa. Y las tarjetas las anulé al cuarto de hora de que me robaron el bolso, fui ha hacer la denuncia y listo.

Mejor denunciar, luego pasan cosas y estamos con el culo al aire.