4.3.08

Memoria histórica

Este fin de semana ha vuelto a suceder. Y, de hecho, quiero comentarlo desde hace semanas porque pese a mis quejas, como dice Poli, mi familia mola*

Bueno, al lío: Mis padres siempre han sido rojos, sociatas en general o más bien tirando a comunistas por épocas, y por eso me jodía tanto estos últimos años cuando mi madre, en parte por encontrarse encerrada en casa y con dolor constante, empezó a hablar de temas sociales desde un punto de vista muy amargado, resentido y facha. Ya parece que está volviendo a su sano juicio, a medida que mejora la situación de su pie y puede caminar algo mejor y volver a sus fiestas semanales con sus amigas ^_^

[Momento Cuéntame:ON]

El más rojo de los dos siempre había sido mi padre, un hombre bueno, íntegro y cabal aunque muy estricto en mi juventud. De hecho, recuerdo con cariño cómo siempre se quedaba fuera de la iglesia, fumando en la entrada, cada vez que íbamos en tropel a alguna boda, bautizo o comunión, y luego se sumaba al festejo una vez pasados los trámites divinos.

Su ateísmo radical venía de sus problemas con La Iglesia cuando ésta realmente era el poder fáctico del pueblo, cuando el cura, el alcalde y el médico hacían y deshacían cualquier decisión en el pueblo. Nos contaba historias de cómo La Pareja (la guardia civil) paraba a los mozos que iban a las 6 de la mañana a faenar al campo para exigirles el certificado de haber pasado por misa, y si alguno no tuviera el papelito firmado por el cura, era acompañado de nuevo al pueblo. Nos hablaba de miles de tropelías de los curas y La Iglesia en su época cada vez que nos prohibía a mi hermana y a mí ir a las excursiones que hacían las monjas conjuntamente mi colegio (público y laico, con profes progres luchando con los pocos que quedaban de la vieja guardia), pues "el colegio de monjas" era la otra opción en el pueblo catalán en que me crié y a menudo hacían competiciones deportivas entre sí o ahorraban gastos al ir juntos a algún sitio. Se negaba a dejarnos participar en cualquier actividad conjunta con el otro colegio para evitar que las monjas nos comieran el coco, hasta que a los 10 años o así le dije que tranquilo, que en un día no me iban a convencer de nada y que yo iba a participar en la gimcana, no a escuchar a las del velo.

Siempre estuve muy unida a él, admiraba su orgullosa mirada de castellano antiguo, aunque su origen fuera de labriego de un pequeño pueblo toledano. Pero claro, llegó la adolescencia y tenía que amotinarme, pero... ¿cómo rebelarme a él si compartíamos ideas? Me ofrecí como post-catequista voluntaria mintiendo respecto a mi edad, y obviando el pequeño detalle de que a los 14 años aún no había hecho la comunión (en esa época creo que mi hermana y yo éramos las 2 únicas que no la habíamos hecho, aunque sí nos bautizaron -a mí dos veces!) Fue muy divertido mientras duró, un curso escolar: hacíamos mi amiga y yo de monitoras de "post catequesis" de un grupillo de chavales y en la práctica se convirtió en una serie de debates ético-morales que les gustó bastante, les intentaba ayudar a pensar por sí mismos y a ser creativos... AL cabo de meses haciendo estas sesiones semanales, en una reunión de monitores post-catequistas se hicieron una ronda de comuniones (vamos, el mosén no sé a santo de qué nos hizo circular el cáliz y las hostias, y le dije "Perdone, ¿pasa algo si me lo tomo? Es que yo no he hecho la comunión" y el tío se quedó flipando. Como era "el mosén jove" pese a sus cincuenta y pico tacos, conocido como bastante progresista y "del pueblo", en vez de cabrearse y ponerse JimenezLosSantiano, me ofreció hacer una ceremonia rapidita si me decidía, y que de momento siguiera hasta final de curso como monitora. Además, como siempre, utilicé la excusa de ser inglesa, y ya se sabe que somos raros y comulgamos más tarde, una vez se tenga uso de razón...

[Momento Cuéntame:OFF]

El tiempo ha pasado, hemos tenido nuestros más y nuestros menos, desde apoyos incondicionales hasta desencuentros dolorosos, y ahora es un hombre enfermo, la operación de corazón de hace unos años le ha dejado muy jodido y su dinamismo de "culoinquieto" ha dado paso al cansancio, al agotamiento, a los ahogos, al control estricto de la dieta... su sonrisa se asoma sólo en momentos muy puntuales, sus ojos brillan de vez en cuando al hablar de algo que realmente le importe.

Y últimamente se está enfadando mucho con la política actual. Ha estado unos años pasando de estos temas, más preocupado por el esfuerzo del día a día, pero vuelve a la carga:

Es ver una mani de peperos o de ultrafachas y arderle la sangre.

Es ver una mani pro-familia tradicional o una del tipo "Ep·paña pa los ep·pañoles" y los ojos se le inyectan de sangre.

Con un tono de incredulidad ante esta juventud descerebrada, ante las señoronas pancartistas con abrigos de pieles y babeando espumilla rabiosa. Con voz cansada ante lo repetitivo de la historia, se le escapa ante el televisor una frase que le sale del alma:

"Hacía años que los falangistas
no salían a la calle"


Y le sulfura que ese inconsciente siga agitando la calle con sus discursos. Y no entiende cómo hoy en día se pueda tirar de la manipulación del terrorismo islamista y etarra cuando llevamos tantos años de democracia. Ni cómo hay tantos miles de jóvenes en esas manifestaciones, dejando a parte a pelados y demás showmen. Ni cómo la ley permite que los obispos pretendan volver a tener tanto poder como en la época franquista. Ni cómo todavía hay gente que no va a votar porque creen que "todos son iguales".

Un apunte: dentro de tres semanas cumpliré 40 tacos, y recuerdo claramente cómo diariamente teníamos que hacer turnos al empezar las clases para salir "al encerado" y atender a la pregunta del maestro: España, ¿cómo es? y responder firmemente "¡Una, Grande y Libre!"

Ay, que se me olvidó poner el aviso de "Momento cuéntame" de nuevo.
...¿O no?


*(en general, quitando algunos temas ya tratados y que son una herida sangrante...)

P.D.: CÁLCULO DE UTILIDAD DE TU VOTO SEGÚN LA PROVINCIA Y ELECCIÓN: EL UTILÓMETRO.

2 comentarios:

Poliwhirl dijo...

No sabía eso de tus padres, sobre todo lo de tu padre. Olé sus huevos!

(y ya sabes que normalmente no soy tan soez)

MACOs_LuCas dijo...

Grande la foto de las pijas del PP (dios como me repatean las pijas del PP, las he llegado hasta a escupir).

Grande tu padre, como el coincido en como es posible que haya tanta juventud (divino tesoro) en las manifestaciones del PP, estamos sufriendo una clara involucion, y me da miedo...