13.6.10

Algo cansada ya

Este curso ha sido muy duro. Rastakid ha madurado y mejorado en muchos sentidos, está pasando más tiempo con sus amigos y está siendo un adolescente feliz, huraño, alegre, desgraciado, feliz... un adolescente, vamos.

Pero éste ha sido el curso en el que peor le ha ido los estudios. Y con mucha diferencia.

Al principio, pensé que valía la pena un mal trimestre si con ello lograba mejorar su autoestima y pasar más tiempo con sus amigos. A él, en cambio, tuve que castigarle, sermonearle y decirle que no podía seguir por ese camino.

Pero que me alegraba de que se lo pasara bien con sus amigos. Que aprendiera a hacer ambas cosas y sería más feliz.
Ja.

El segundo trimestre empezó mejor: en enero su tutora me dijo que había mejorado mucho en todas las asignaturas menos en dos, y que los profesores habían notado el cambio. Pero para cuando llegaron las notas del trimestre, de nuevo vino con más suspensos que aprobados.

Este último trimestre dijo que se esforzaría, que se sacaría el curso, que patatín patatan... y se hizo la fisura, con lo que ya tenía la excusa perfecta para no hacer o acabar los deberes, para ir más lento en clase, para...
Para sacar de nuevo muy malas notas.

Pero a veces me venía a casa diciendo que había sacado un 8 en tal examen, o "sólo un 7" en tal otro... ¿cómo es posible entonces que suspenda un 60% de asignaturas y que las otras sean aprobados rasos?

Dice que los exámenes son sólo el 10% de la nota en algunas asignaturas. Entonces, le pregunto, ¿qué es ese 90% que tan mal haces? ¿Trabajos que no te da la gana de entregar? ¿Deberes que pasas de hacer? y me dice que no, que el comportamiento y actitud también cuentan. ¿TAN MAL te portas como bajar de un 8 a un 4?

En fin. Ayer vinieron unos amigos suyos a hacer un trabajo en equipo, y se pasaron casi toda la tarde trabajando... o eso espero, que me fui dejándoles mi portátil y el pc, además del portátil que trajo otro chico, y a la que se quedó sin aparato le ofrecí el Asus pero dijo que no, que ella iba dictando lo que había avanzado a lápiz :) Por suerte, una de las chicas del equipo para su trabajo en grupo es la más lista de la clase, con lo que algo raspará de este crédito de síntesis.

Hoy me dedico a pasar el día en casa con él, intentando que estudie para sus exámenes de recuperación. Pero no logro sacar en claro ni las fechas ni las asignaturas. Dice haber recuperado ya dos asignaturas de las que tenía suspensas, pero a saber.

Estoy harta. Yo que estoy harta, aunque el que lo diga a menudo sea él. Y ahora, tras otra bronca por los estudios, él se ha dormido y yo estoy de los nervios.

¿Algún consejo?

5 comentarios:

Poliwhirl dijo...

Hablar con los profes?

O por lo menos con el insti para averiguar las fechas.

Magda dijo...

Hablar con los profes estaría bien, por las fechas de los examenes y para que te expliquen qué es lo que le baja la nota de examenes supuestamente aprobados. Es un problema de actitud, porque tonto no es. Tal vez los profes te puedan aconsejar. Y lo siento por Hugo, pero pinta como que algún tipo de castigo pueda ser más efectivo que las charlas o incluso broncas.

Agus dijo...

No tengo ni idea de qué es lo mejor, pero si que puedo decir que yo tuve una época de pésimo estudiante. Mis viejos me "dejaron espacio" y no funcionó hasta que a mi me dio la real gana. Admito que un poco más de presión me habría venido bien.

A propósito de castigos: Vístele de Justin Bieber y mándamelo.

Okok dijo...

Magda, ha tenido ya varios castigos este año, desde los controles de "nada de ordenador ni tele durante x tiempo" a los físicos de limpiar cosas con una brochita o barrer y fregar toda la escalera (los 6 pisos).

Ya le he dicho que estoy tan cansada y decepcionada que no tengo ganas de castigarle, sólo quiero que recupere el curso. Hoy seguiremos con la historia...

Agus Le he dejado espacio, le he presionado, le he apoyado. Si no quiere hacerlo él, o lo va a hacer. Y dice que no entiende cómo saca esas notas cuando le han dicho que tenía un siete, un ocho...
Mi madre, claro, me está comiendo la olla con lo vago que es mi hijo y patatín patatán, sin recordar que a su otra hija, mi hermana, la expulsaron del instituto con 15 años o así... y sigue siendo su ojito derecho!
COmo no apruebe los exámenes de esta semana, igual sí te lo envío vestido de Bieber :D

juana dijo...

Hola Magda.
Eres sobreprotectora y blaaaaaaanda. Ese niño va a acabar fatal.